Mel Gibson terminó con Oksana Grigorieva

Pues sí, luego de un año de controversial adulterio romance, Mel Gibson terminó con Oksana Grigorieva, la cantante rusa que le dió su más reciente hija y según muchos, propició el colapso de su matrimonio de 29 años.

Desde luego, los malas lenguas cuentan que Oksana, quien dió a luz a la pequeña Lucia el pasado octubre, estuvo presionando a Mel con el fin de casarse; pero él (supuesto devoto católico) nunca cedió. Por lo que al final, la distancia terminó por separarlos; de acuerdo con una fuente cercana “meses atrás”.

Claro que esa misma fuente, asegura que ambos “siguen siendo buenos amigos y que juntos están criando a su hija de cinco meses”.

Esperemos a ver que dice la fuente oficial…

Haz click aqui para recibir nuestros videos y fotos en tu email

2 Comentarios

  • luz nelly diaz niño
    April 16, 2010 | Permalink | Reply

    QUÉ TRISTE, QUE ÉSTA MUJER OKSANA, SE HALLA PRESTADO PARA ESE ADULTERIO. DESTRUYÓ UN HOGAR DE MUCHOS AÑOS, Y AHORA PASÓ LO QUE TENÍA QUE PASAR. SE ACABA ESE ADULTERIO. CLARO! NUNCA HE VISTO UN ADULTERIO EN DONDE LA PAREJA SÉA REALMENTE FELÍZ SIEMPRE TERMINAN MAL. PORQUE SENCILLAMENTE LA BÍBLIA NOS DICE, QUE A LOS ADÚLTEROS DIOS LOS JUZGARÁ.

  • Ary
    April 16, 2010 | Permalink | Reply

    Bueno no soy nada religiosa, pero creo en el karma. Considero que esta climber, como la llaman los medios, solamente se ha valido de los hombres para su comodidad. Probablemente si Dalton y Gibson hubiesen sido gente común, sin fama ni dinero, pasaría de largo. Ahora, con dos pensiones sobre los dos niños, a quienes también ha utilizado para sus fines, es probable que deje a los ancianos ya en paz. O bien, se encuentre otro tonto para aumentar sus ganancias. Hay que reconocerle algo: es capaz de lo que sea pasando sobre lo que sea. Pero eso se revierte a futuro. No existe duda. Creo que Mel fue más inteligente que Dalton: por lo menos no lo engañó por tanto tiempo.

¿Quieres opinar?

Deja tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios vía RSS.

Tu email nunca será compartido. Los campos requeridos son marcados *